• Tiempo de cocción: 1h
  • Tiempo total: 1h

Ingredientes

  • 500 gramos de calabacín
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 25 gramos de pasta de tahini
  • 1/2 jugo de limón (al gusto)
  • pimienta blanca
  • Pipas de calabaza

Para presentar:

  • Pan para dipear o triangulos de maiz

Preparación

  1. Precalienta el horno a 200º.
  2. Lavamos bien los calabacines porque los usaremos sin la piel. Córtelos en rodajas gruesas y colóquelos en un recipiente apto para horno. Cubra con aceite de oliva virgen extra.
  3. Horneamos a 200º durante 30-45 minutos, hasta que veamos que están cocidos.
  4. Sacamos la fuente del horno y dejamos reposar las rodajas de calabacín unos 10 minutos, luego las ponemos en un vaso. Agregue la pasta de tahini, 1/2 jugo de limón, un poco de sal y pimienta. Programamos 10 segundos de velocidad progresiva 4-7
  5. Probamos nuestro salsa, añadimos sal si es necesario. Si nos gusta más el sabor a limón, agregamos el jugo de la otra mitad. Si no es así, agregue 15 gramos de agua.
  6. Programamos 10 segundos, velocidad progresiva 5-8
  7. Echamos el pate de calabacín en un bol pequeño. Muela un poco de pimienta blanca en la superficie. También añadimos un poco de aceite de oliva virgen extra y decoramos con pipas de girasol.
  8. Sirve acompañados de pan para dipear